Presentación de Mis Mejores Fotografías.

sábado, 25 de mayo de 2013

Escalada al Yelmo (La Pedriza) por la vía Ignatius (V+).

El Yelmo es el risco más importante de La Pedriza (Sierra de Guadarrama). Con una altitud de 1.717 m. constituye el pico más elevado de La Pedriza Anterior. La primera ascensión conocida data del año 1864, realizada por Casiano de Prado, importante geólogo español autor, entre otras obras, del primer gran mapa geológico de la provincia de Madrid. La única forma de ascenderlo por su cara sur es escalando por alguna de las numerosas vías de escalada que discurren a lo largo de la enorme pared de granito.

Trazado del nuestra vía de ascensión al Yelmo.

Tenía muchas ganas de escalar en El Yelmo. Dany y yo lo intentamos justo el día de navidad del año pasado, pero tan pronto como llegamos a la base y preparamos el material de escalada se puso a llover y tuvimos que dejarlo para otra ocasión. 

Mi primo Nani estuvo escalando en El Yelmo a principios de los 70 poco antes del desgraciado accidente que le costó la vida en los Picos de Europa. Una de las vías abiertas en el Yelmo lleva precisamente su nombre, la vía Nani (6a), una de las más exigentes sin duda.

Nosotros vamos a subir por una de las vías de la cara oeste, la vía Ignatius (V+), de unos 130 m. y equipada con cuatro largos. 

Iniciamos la ascensión desde El Tranco (993 m.) subiendo por la interminable Senda de Las Carboneras. En total nos esperan unos 720 m. de ascensión de los cuales, casi 200 serán de escalda. 

Vista de Manzanares El Real desde la base del Yelmo.
Aproximadamente se tarda una hora en llegar a la base del Yelmo, a 1.580 m. de altitud. Nos dirigimos hacia la cara oeste donde se encuentra nuestra vía, preparamos el material y comenzó Dany con el primero de los largos.

Otros escaladores suben por la vía paralela a la nuestra.
El primer largo es el más complicado y exigente de la vía Ignatius, un V+ puro y duro. En cuanto Dany me aseguró me reuní con él y continué la escalada por el siguiente largo hasta la segunda reunión. Pura adherencia, no hay presas ni buenos agarres, solo adherencia, no queda otra opción más que confiar en los pies de gato.

Panorama desde el 2º largo.
Luego subió Dany y continuó hasta la tercera reunión. Hasta aquí todo salió bien, no cometimos ningún error y montamos las reuniones a la primera.

Dany me espera en la tercera reunión.

En cuanto me reuní con él tras el tercer largo nos detuvimos un poco para descansar y tirarnos alguna foto.


El esfuerzo físico de tanta adherencia empieza a hacer daño y afronto el cuarto largo con mucha pereza, la distancia entre los seguros es enorme, pero poco a poco la pared va perdiendo verticalidad y en un par de largos más dejaremos de usar el material. 


Dany sube hasta el último largo y allí monta una reunión artificial. Nos encontramos de nuevo y recogemos el material para continuar la trepada final hasta la cumbre.

Última trepada hacia la cumbre.
A los 14:15 horas llegamos a la cumbre del Yelmo. 

En la cumbre del Yelmo.
Para el descenso optamos por montar un rápel por la cara este hacia el collado que separa El Yelmo del vecino risco Rompeolas. 


Una auténtica paliza, pero muy orgullosos de haberlo conseguido. 

No hay comentarios: